Notícias

Los enseres del pasado lideran una tendencia muy actual

0 Comentarios

Adquirir un objeto antiguo es una pasión compartida por muchos, en los últimos años la tendencia vintage ha ido en aumento. La gente busca estos objetos con entusiasmo, visitando diferentes lugares para conseguir un objeto especifico bien con fines emocionales o prácticos;  motivados por la nostalgia del recuerdo de décadas pasadas congelada en los objetos olvidados o simplemente con intenciones estéticas.objetos-vintage-para-proyectos-comerciales

La Organización de la Feria de Desembalaje de Antigüedades considera como antigüedad aquellos objetos con más de 100 años, sin embargo jóvenes coleccionistas simpatizan con esta tendencia y lo quieren todo; desde productos de los años veinte hasta objetos de los sesenta en adelante.  Podemos ver como esta predisposición fluye a través de ciudades importantes de la mano de una filosofía sostenible que da a los muebles y objetos usados una segunda oportunidad. Su vida útil es prolongada incluso en aquellos objetos cuya vida funcional ha terminado y son ahora complementos decorativos que revalorizan los espacios.

No es difícil darse cuenta de su auge en el marketing, la publicidad y otras disciplinas como el interiorismo, que a día de hoy apuesta por esta tendencia tanto en contract como retail.

Los diseñadores de interiores son conscientes que las personas se sienten cómodas y están dispuestas a pasar más tiempo en un ambiente acogedor, cálido y hogareño.

objetos-vintage-para-decoracion-comercial

La frialdad de algunas tendencia decorativas han hecho que las personas se inclinen hacia diferentes colores y materiales como la madera, cobre y el bronce, incluso las imperfecciones del óxido y el desgaste se han convertido en un valor añadido de carácter personal que hace que cada pieza sea única, dejando atrás productos limpios, idénticos, fabricados de plástico, fibra de vidrio, resinas y otros compuestos contaminantes.

Firmas como Francisco Segarra apoyan y se involucran en la búsqueda y revalorización de estas piezas tan demandadas actualmente. Existen además numerosos mercadillos de antigüedades especializados en diferentes sectores y ubicados en distintos países que son frecuentados por coleccionistas y aficionados.

muebles-segunda-mano-para-negocios

Mercadillos con encanto.

MERCANTIC ubicado en Sant Cugat, Barcelona es un enorme Vintage Village. Un mercado permanente de muebles, antigüedades y curiosidades con más de 250 comercios donde anticuarios, brocantes y artesanos se suman a galerías de arte, espectáculos, talleres y una amplia oferta de ocio cada fin de semana.

No obstante el mercadillo por excelencia es el Rastro de Madrid. Un mercado de objetos de segunda mano con más de un cuarto de milenio de historia, que ha ido reglamentando su existencia y actividad comercial hasta nuestros días. Nacido en 1740 en torno al Matadero de la Villa como un zoco semi-clandestino de venta de objetos usados, originario de baratillos y ropavejeros es en la actualidad Patrimonio Cultural del Pueblo de Madrid.

“El público pasea, compra lo imprevisto junto con lo que busca, regatea un poco, va a beber un chato de vino con tapas en los bares de la zona y se muestra siempre alegre bajo el sol o la lluvia porque durante unas horas está en un mundo atractivo y diferente”.(elrastro.org)

En esta zona emblemática de la capital de España donde la venta, el cambio y el trapicheo de objetos de segunda mano ha sido un referente en el tiempo, se ubica el showroom de nuestra firma de muebles vintage en Madrid. Un escenario caótico bien estudiado donde encontrar piezas de culto decorativo.

muebles-segunda-mano-para-decoracion-comercial

Francia es conocida por sus “braderies”, mercadillos de ocasión, que ya forman parte desde hace siglos de su patrimonio cultural. Multitud de jornadas dedicadas a los rastrillos llenan de animación todas las regiones del país y numerosos aficionados acuden en búsqueda de objetos alternativos a los que se suelen comprar en las tiendas de uso.

Lugares de convivencia por excelencia, los mercadillos son el punto de encuentro preferido por los parisinos: el increíble marché aux puces de Saint Ouen alberga verdaderas maravillas imposibles de encontrar en otro lugar.

Cada año, la ciudad de Lille en el Norte del país se transforma en una inmensa zona peatonal en la que comerciantes, anticuarios y buscadores de gangas se convierten en los protagonistas de una tradición comercial y festiva. Considerado el más grande de Europa y uno de los más antiguos del mundo, el rastrillo de Lille reúne todos los años a más de 10.000 expositores; un despliegue de objetos repletos de historia que azuzan sin duda nuestro lado más fetichista.

En Inglaterra podemos encontrar el Alexandra Palace antiques & Collectors fair, el cual atrae a mas de 300 comerciantes de antigüedades de todo el país, ofreciendo hermosas piezas de colección, mobiliario, cerámicas y joyas, también tienen una feria vintage pop up en diferentes días orientado para atraer un público más joven a la pasión vintage.

Los objetos antiguos, insólitos o genuinos en decoración.

La pasión por rescatar objetos cotidianos en desuso persiste en Francisco Segarra desde los inicios de la firma. Un provecho añadido a nuestro extenso catálogo y un propósito que ayuda a que no sea imprescindible ser un experto o coleccionista profesional para disfrutar de las antigüedades y los objetos vintage.

Los objetos arrasados de lo cotidiano y desprovistos de su función causan fascinación en el interiorismo. Las antigüedades y los artículos de almoneda tienen un flujo de oferta y demanda importante. Cincuenta años pueden atesorar innumerables historias y un pasado desconocido que estimula la imaginación de quienes los contemplan. Este misticismo fluye en la atmósfera migrando su encanto personal al espacio.

Objetos decorativos para tiendas.

“Reinaron durante décadas, hoy viejos dinosaurios carne de subasta y nostalgia en la era digital. Fueron los grandes procesadores de textos que escribieron la mayor parte de la Historia del siglo XX, tamborileando en oficinas y organismos oficiales, en la soledad de la habitación del novelista y en el cubículo de la secretaria. Aún hay custodios enamorados de su anatomía y su teclado, de su diseño industrial rudimentario que ponía todo mágicamente negro sobre blanco”. (expansion.com)

Las viejas máquinas de escribir mecánicas no caen en el olvido en la era digital, atrapando nuevos adeptos, algunos demasiado jóvenes como para sentir nostalgia de los carretes de cinta, el líquido corrector y las ppm, palabras por minuto, con las que nos mediamos frente a terceros. Estas viejas máquinas de escribir decoran hoy en día prestigiosos despachos y bulliciosas oficinas donde su sonido ensordecido da paso a la espectacularidad de su presencia.

Contamos con un amplio stock de máquinas de escribir antiguas, flexos originales de los años 80, ventiladores de aspas años 30, relojes de pared o escritorios recuperados para interiorismo en despachos, oficinas, salas de espera y espacios que requieran de un interiorismo distintivo.

muebles-vintage-proyectos-contract

Antigüedades, piezas de almoneda y muebles usados en el interiorismo comercial.

objetos-vintage-para-interiorismo-comercialLa restauración y la recuperación de muebles antiguos son un verdadero arte y una tendencia en alza.

Las líneas sinuosas y el encanto natural de piezas como las antiguas máquinas de coser aparecidas allá por 1850 son auténticas piezas de culto y coleccionismo para muchos que crecieron junto al sonido de las puntadas y que a día de hoy son objetos de gran valor decorativo, una vez desposeídas de sus cajones de madera repletos de hilos, dejando ver el valor artístico de sus pedales de hierro fundido.

Su funcionalidad relegada por el avance imparable de la tecnología se equilibra con el auge de aquellos que saben ver en ellas verdaderas obras de arte decorativo capaces de remontarnos a otras épocas. La decoración comercial echa mano de estos recursos para atraer a ese consumidor sostenible que existe y aprecia el mobiliario con una segunda oportunidad.

Hilvanando nostalgia y tradición, las mesas Sewing Machine de Francisco Segarra crean un nuevo patrón funcional en proyectos comerciales de alta costura como tiendas de moda, escaparates o zonas de probadores.

Si está inmerso en el equipamiento de un proyecto comercial o desea dar un nuevo giro a su establecimiento ahora puede adquirir piezas de gran valía estética a precios más que razonables del catálogo de antigüedades, piezas de almoneda y enseres de segunda mano de Francisco Segarra.

Francisco Segarra pone a tu alcance aquello que no encontrarás en un mercadillo.

Sillas de barbero antiguas para decoración.

Las barberías clásicas están pasando por un periodo de Revival, ya que ofrecen al hombre de hoy en día experimentar un servicio que mezcla arte, nostalgia y destreza. Estos lugares mantienen la tradición cuidando hasta el más mínimo detalle, los recortes se hacen con tijeras y el afeitado con navaja.

La silla de barbero antigua es la pieza clave en aquellos espacios que desean consolidarse como rudos y varoniles.

Estas piezas de difícil localización en mercadillos son parte de nuestra colección y se comercializan en su estado vintage o restaurado.

Piezas con nombre propio. Chesterfield.

De origen británico, nacido en los albores de la Inglaterra victoriana, los chesterfield son todo un icono del diseño. Asiduos en los más exclusivos clubs sociales londinenses de la época, los denominados English Gentlemen’s. Tras un periplo por los salones de la alta sociedad británica y los espacios deseosos de reivindicar su alto estatus social, los sillones y sofás chester han conquistado los interiores más selectos.

Fotos. Sillones Chesterfield antiguos de venta online.

Los sillones y sofás Chesterfield originales, antiguos; son muy apreciados y de difícil adquisición por su reducido número de piezas existentes. En Francisco Segarra, contamos con una selección exclusiva, piezas traídas expresamente de Reino Unido. Sillones y sofás que han sobrevivido al paso de los años y donde sus marcas, señales y bella patina, revelan el carácter único que les confiere su pasado.

Cuenta con Francisco Segarra para hacerte con estas y otras piezas emblemáticas como las antiguas neveras de la marca Coca-Cola o las luminarias Jieldé. Los relojes vintage de la firma Seiko o los contados teléfonos militares de campo de la marca SEL fabricados en torno a 1960 en la fabrica Standard Elektrik Loranz (SEL) ubicada en Stuttgart, según el Museo Histórico Alemán.

Enseres y elementos que son un auténtico anacronismo y darán a su negocio, establecimiento o proyecto la relevancia y encanto de una tendencia actual que mira al pasado.

 

 

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar


Otr@s Notícias Francisco Segarra

|
No hay comentarios