Notícias interiorismo Francisco Segarra

La nueva sala de expulsión de MasterChef Celebrity 2, una colaboración estelar.

0 Comentarios

La intimidad del camerino, el preámbulo ante la salida a escena y la despedida tras una gran actuación. Un espacio donde templar los nervios y hacer acopio de valor. Una escenografía que arropa a la persona y encumbra a la estrella.

Sentados frente a este nuevo escenario, convertidos en espectador, intuimos los deseos por parte de la dirección artística, en un decorado que nos traslada de ipso facto a la privacidad del teatro, a  ese reducto sagrado del artista donde se adivina una actividad frenética.

Así es la nueva sala de concursantes de MasterChef Celebrity 2.

De la época dorada del cine en Hollywood de la pasada edición, al cabaret. Boas, rosas, grandes cortinajes… Opulencia, elegancia y sofisticación.

La primera edición de MasterChef Celebrity supuso un gran éxito. El talent culinario llega con grandes aspirantes. Regresa y sigue cautivando a la audiencia por su excelente formato y el trabajo del gran equipo de Shine Iberia, perteneciente al grupo Endemol Shine Group, y RTVE.

Es todo un privilegio ver que, edición tras edición, la responsable de la dirección artística, Ulia Loureiro Ishi-Kawa sigue contando con nuestro mobiliario para la realización de su trabajo. Sobre una extensa alfombra roja, un chester de cuero, unas butacas de terciopelo, un baúl y una batería de espejos. Sin lugar a duda, un decorado estelar, en lo que entendemos como un tributo a actores, cómicos y otros profesionales que hacen grande el mundo del espectáculo.

Una sala de expulsión, un camerino. Un último paso, antes de la despedida. El final de una aventura antes de volver a sus funciones. Un último acto, salvo para el ganador, que pasará a formar parte del firmamento de MasterChef Celebrity.

Un formato de éxito. Una colaboración a la altura.

MasterChef, es un formato televisivo de éxito mundial. La llegada de su emisión a España fue todo un fenómeno televisivo y va más allá de la pequeña pantalla.  Trending topic en las redes sociales, lidera la cuota de audiencia, seduce a la crítica y las ediciones de sus libros de recetas son récord de venta en librerías. A este gran proyecto Francisco Segarra lleva asociado mediante la cesión de mobiliario y decoración desde 2015.

El talent culinario en su versión celebrity cuenta con varios alicientes añadidos. Entre ellos, conocer a los aspirantes fuera de su zona de confort, desvelando su cara más divertida, descarada o dramática; y enfrentarles a los difíciles retos del jurado como: reproducir recetas de grandes chefs, cocinar platos internacionales, o probar ingredientes nuevos.

Su tercer programa, emitido ayer, como siempre, se dividió en tres fases. Una primera prueba realizada en las cocinas de Master Chef. Una segunda prueba realizada en  exteriores, durante los ensayos del concierto de Alejandro Sanz, que probó un menú vegano. Y una última prueba eliminatoria, traºs la cual Marina San José pasó por la sala de expulsión donde comentó, lo duro y gratificante de la experiencia, y colgar su delantal.

Usun Yoon, Carlos Baute y Marina han abandonado Master Chef Celebrity para retomar sus carreras, dejando el nivel muy alto.

El ganador recibirá 75.000 euros que destinará a una ONG y un curso de cocina creativa impartido por la prestigiosa Facultad de Ciencias Gastronómicas Basque Culinary Center.

 

Comparte nuestra pasión por el vintageShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Otr@s Notícias Francisco Segarra

|
No hay comentarios