Proyectos interiorismo Francisco Segarra

Tendencia Wabi-Sabi y estilo vintage en el diseño de la cafetería The Chatter Café.

0 Comentarios

The Chatter Café es una cadena de cafeterías que se distingue por un concepto gastronómico variado acorde a una decoración muy retro vintage.

Para desarrollar su nuevo proyecto, los fundadores de la marca han optado por un cambio estético más natural sin perder la esencia que tanto les caracteriza.

Francisco Segarra, liderando nuestro equipo de interioristas en Madrid, ha llevado a cabo el diseño completo del local recreando un espacio fresco, colorido y de lo más acogedor.

The Chatter Café por Francisco Segarra. Una vuelta de tuerca al concepto de cafetería.

Antonio Bolonio y Jesús Romero, fundadores de The Chatter Café, abrieron su tercer local en el centro comercial The Styles Outlet de San Sebastian de los Reyes en Madrid. Un proyecto para el que confiaron al cien por cien en Francisco Segarra.

Desde su apertura, el lugar se ha coronado como la cafetería estrella para los visitantes, los trabajadores y los responsables del centro. Y es que no hay nada mejor que tomarse un delicioso tentempié para empezar o terminar un intenso día de compras o de trabajo.

Desayunar, almorzar, merendar, tomar una copa, pero sobre todo disfrutar del momento… Lejos de presentarse como una cafetería convencional, el espacio cuida cada detalle tanto a nivel gastronómico como estético.

A través de un diseño sobresaliente, el entorno se vuelve fresco, colorido y muy generoso. Un espacio que sabe aportar toda la tranquilidad y el confort que uno necesita.

Estilo vintage y tendencia Wabi-Sabi. Una mezcla que transmite fuerza y exotismo.

Con sus 70 m2 y sus grandes ventanales de cristal, el local se abre completamente a nivel visual lo que nos invita en seguida a entrar. A través de la decoración, se intuye un guiño muy exótico a la arquitectura tradicional oriental de procedencia árabe.

Materiales nobles, colores vivos, luz tenue y mucha vegetación… El espacio respira a felicidad y a frescura jugando con la fuerza del estilo vintage y la naturalidad de la tendencia Wabi-Sabi. Una mezcla a imagen y semejanza del mobiliario y de los azulejos de Francisco Segarra.

Las luces inundan la cafetería en un ambiente de tranquilidad y de paz constante. Lámparas de diseño étnico en bambú natural, de estilo industrial en metal o a carácter vintage con sus tulipas de cristal… La combinación perfecta para recrear un local moderno y elegante.

En las mesas y los asientos, se adivina el diseño liviano y sutil que tanto caracteriza a nuestra marca. Mesas altas y bajas en madera de mango, sillas blancas con reminiscencias nórdicas, taburetes industriales a lo largo de la barra y la indispensable figura del estiloso sofá Chester.

Los muebles antiguos resguardan una serie de elementos que, a modo de decoración, dan vida y color al espacio. En las paredes, los espejos de estilo vintage juegan con los reflejos y embellecen el local a su manera.

Envuelto con el azulejo FS Artisan-B de la colección FS by Peronda, los aseos no carecen de personalidad. Aquí también se intuye el estilo propio de Francisco Segarra que culmina este proyecto de interiorismo cuidando de cada rincón del espacio.

The Charter Café. Una línea de cafetería con una gran acogida y un diseño sobresaliente. De nuevo, en Francisco Segarra, lo damos todo tratando de demostrar nuestra capacidad para generar espacios únicos en el sector de la hostelería de Madrid.


Proyecto de interiorismo: Cafetería The Chatter Café.
Diseño de interiores: Francisco Segarra.
Mobiliario cafetería: Mesas Magna y Nopi. Taburetes Madison. Sillón y sofá Alberta. Sofá Chester. Carro cleo. Mueble Saki. Sillas Miriam, Libia y Enea. Lámparas Nerja, Shira, Melania y Ronda. Puf de yute. Muebles y alacenas antiguas. Tiffins y artículos de decoración.
Revestimiento cafetería: FS Star-Oxide. FS Artisan-B.

© Gérard Arcos

Comparte nuestra pasión por el vintageShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Otr@s Proyectos Francisco Segarra

|
Tags:
No hay comentarios