Proyectos

Un proyecto, un diseño, una decoración. Un restaurante para sentirse como en casa.

0 Comentarios

Paseando por el distrito 17 de la capital parisina, entre brasseries y bistrots de diseño chic, descubrimos un pequeño restaurante, coqueto; llamado Gabylou.

Sarah Bessade, interiorista y propietaria, ha diseñado este establecimiento a partir de un concepto sencillo basado en degustar productos frescos de temporada en un ambiente familiar. Para amueblar el espacio, Sarah eligió nuestra marca de muebles y decoración, Francisco Segarra.

Un proyecto, un diseño, una decoración. Una bocanada de oxígeno.

En la esquina de una calle, Gabylou es un verdadero soplo de aire fresco. El restaurante se distingue por su fachada de color gris, creada a partir de listones de madera recuperada. Los grandes ventanales dejan ver un espacio claro y luminoso que nos seduce y nos invita a entrar.

Una mezcla de madera, ladrillo visto, mármol blanco y azulejos geométricos… a modo de loft newyorkino, el diseño del restaurante cuenta con muchos elementos que coquetean con el estilo industrial.

En las mesas redondas de madera, servilletas de tela y flores. En los sofás y bancos corridos, pequeños cojines de colores. En las paredes y estantes, cuadros y atrezzo inusual… a modo de casa de campo, la decoración es elegante y floreciente.

Un restaurante diseñado para sentirse como en casa.

Acomodarse con los amigos en la mesa comunal para el almuerzo, sentarse en el pequeño salón para conversar, ojear numerosos libros “de L’art de vivre” que visten las estanterías, disfrutar de una taza de chocolate caliente en la barra… ¡Qué placer sentirse como en casa!

El restaurante ofrece una cocina basada en la creatividad y los productos frescos. Entre recetas tradicionales y productos fetiches, Sarah nos anima y nos sorprende cada día con sus platos cien por cien caseros.

En la comida o en la cena, Gabylou es confort y placer, y nos hace olvidar el ritmo frenético de la vida en París.

El mobiliario idóneo para cada espacio.

Los muebles de Francisco Segarra tienen esa capacidad sorprendente, ese poder de adaptación a todo tipo de entorno. Muebles y accesorios de nuestro catálogo seleccionados por Sarah Bessade han encontrado perfectamente su lugar en este ambiente familiar.

Mesas de madera, carros de metal, estanterias de hierro, sillones de terciopelo… muebles que reafirman su caracter estético y funcional en el proyecto.

Un antiguo candelabro de pared, vistosos cojines, una lámpara peculiar… y pequeñas joyas recuperadas que cobran vida gracias al arte de la decoración.

Siempre es un placer poder contemplar nuestro mobiliario contract, seleccionado por grandes profesionales para culminar sus proyectos comerciales. Enhorabuena a Sarah por recrear un espacio tan hogareño y hacer hueco a nuestras piezas, a aquellas de líneas más entrañables.


Otr@s Proyectos Francisco Segarra

|
No hay comentarios