Proyectos interiorismo Francisco Segarra

Diseñando un alojamiento turístico único. Lemon Rock Premium Hostel.

0 Comentarios

Una mirada atrás, una reflexión retrospectiva; un impulso para proyectar el futuro. Involucrados hasta la médula, volcados en el desarrollo de su pasión, implicados en proyectos que marcan a nivel profesional y personal, los profesionales, precisan mirar atrás. Hacer valoración de los objetivos previstos, con la perspectiva que da el tiempo, es la base del éxito para futuros proyectos y para crecer profesionalmente.

Contemplar a día de hoy el proyecto de interiorismo de Lemon Rock Bar & hostel, es contemplar una ilusión, una idea materializada fruto del trabajo y del esfuerzo pero sobre todo del cariño en un espacio y lugar especial, en un emplazamiento estratégico; una casa patio señorial del siglo XVII en pleno centro de la maravillosa ciudad de Granada. Un proyecto de interiorismo para alojamientos, que va un paso más allá. El descanso del trotamundos. Un establecimiento que goza con el favor hasta del turista más escéptico en cuanto a hoteles no convencionales. Es un hecho confirmado, tras su primer año y medio. Su buena reputación online, refleja la experiencia de sus usuarios.

“Su decoración exquisita, su estilo ecléctico… Transmite buena onda. Un espacio muy cálido. Muy recomendable. Fantástico…” Opiniones, comentarios y una excelente valoración en los operadores que lideran las reservas de alojamiento online a nivel mundial revalidan este proyecto de interiorismo realizado a imagen y semejanza de Francisco Segarra.

El atractivo del Hostel. La reinterpretación del concepto de albergue.

Los hostales y albergues no tienen porqué ser espacios sombríos, multitudinarios y abarrotados. Los viajeros son cada vez más exigentes e instruidos; en su pasión por recorrer el mundo, se halla el deseo de dejarse sorprender por los alojamientos. Estos establecimientos se han reinventado en una nueva generación de negocios que suman comodidad, encanto y buen precio.

El encanto del hostel, reside para muchos, en la relación interactiva entre huéspedes. El ambiente distendido y agradable, unido al hecho de compartir anécdotas, experiencias, habitación; con viajeros de todo el mundo, enriquece el viaje.

Diseñando un alojamiento turístico único.

Vicente de Luna, arquitecto técnico y uno de los tres hermanos propietarios de Lemon Rock Bar & hostel, tenía clara, desde años, la idea de hacer un hostel en Granada, que no fuese más de lo mismo. Con la parte técnica resuelta, dada su profesión, y su total confianza en la estética vintage que Francisco Segarra simboliza; se sumó al  proyecto Cristina Bautista, al frente de la parte creativa, el diseño interior del espacio.

Algunos sueños tardan en realizarse. La idea, de abrir un hostel único en su ciudad, surgió en Vicente de Luna, quince años atrás; cuando recorrió Escocia, durmiendo en hostales y alojamientos para mochileros.  La interiorista y colaboradora de Francisco Segarra, en este gran proyecto, conectó al cien por cien, desde el comienzo, con el impulsor del mismo, haciendo más sencilla la comprensión del concepto.

“Poco a poco le dimos forma, basándome siempre en la estética de Francisco Segarra e intentando dar un paso más hacia lo europeo y salir de lo clásico. Teniendo en cuenta que está ubicado en una casa señorial del siglo XVII, fue fácil contar con artesonados en los techos, los cuales se respetaron al máximo, incluso dejando antiguas policromías o restos de anclajes y un patio principal que dio cabida a la estructura de andamio con lámparas. Restos de ladrillo visto, que se mezclaron con el envejecido de las paredes y los papeles pintados diseñados por Francisco Segarra, que manipulé para hacer que pareciese que llevaban allí toda la vida.

Así comenzamos Vicente y yo a transformar este espacio tan señorial en algo con mucha inclinación industrial. Usé bancos de trabajo como bancos para sentarse. Reutilicé palets para hacer los sofás exteriores. Y mucha mezcla de elementos, siempre siguiendo una paleta cromática basada en los verdes y los azules.

La iluminación es muy cálida, gracias a un gran número de luminarias, todas con bombillas de filamento. En la fachada en vez de los típicos toldos, usé las persianas de madera de toda la vida, lacadas en color negro sobre una estructura de hierro con embellecedores dorados.

Comenzamos a tener premisas en cuenta, la principal… La música. Por eso aparecen pósters de bandas o conciertos por todos lados, o entradas de conciertos emblemáticos enmarcadas.

Para que los toques señoriales apareciesen, usé el sofá de terciopelo, las chapas victorianas para la barra, el mobiliario del patio, los papeles pintados de aves y el capitoné en los bancos de la zona de restaurante y bar”. (Cristina Bautista).

Proyectar un Premium Hostel.

Hablemos de hoteles, hostales, albergues… o hostels. Es posible proyectar un espacio de características especiales, de calidad superior a la media; un sitio privilegiado, gracias a recrear un espacio gratificante. Un lugar con la calidez y la humanidad que todo cliente busca. A través de un interiorismo que cuide tanto el alojamiento como las zonas comunes.

LemonRock es un Premium Hostel, por sus instalaciones, pensadas y diseñadas al detalle. Un alojamiento tipo backpackers vinculado con un bar y un restaurante, situados en la planta baja que nos ofrecen una cocina renovada y basada en platos tradicionales. Porque viajar es, contemplar, descubrir y desarrollar todos los sentidos; incluido el paladar.

Las 73 plazas de alojamiento con las que cuenta, han sido diseñadas para permitir al huésped disfrutar de la máxima intimidad y confort. La disposición de las camas, los baños privados, dotar a las estancias de taquillas, enchufes o luces de lectura individuales; son consideraciones de un interiorismo premium.

El amueblamiento y la ornamentación. La especialidad de Francisco Segarra.

Mobiliario y decoración van de la mano en el interiorismo, la arquitectura o el diseño de los espacios relevantes. Para proyectar y dirigir el amueblamiento, y acondicionar los interiores en cualquier tipo de alojamiento turístico, es determinante contar con el mobiliario adecuado para el espacio.

El bienestar y la ornamentación, han dado notoriedad a este espacio que cuenta con una decoración exquisita, fomentada por la unión de los materiales nobles y originales que han sido restaurados, y su estética moderna e industrial. Un atractivo que refleja la identidad de nuestra marca, Francisco Segarra, como premisa de un proyecto que invita a lanzarse a un viaje con mochila en mano.

Comparte nuestra pasión por el vintageShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Otr@s Proyectos Francisco Segarra

|
No hay comentarios