Proyectos

El Refugio reabre tras la reforma integral llevada a cabo por Francisco Segarra

1 Comentario

El Refugio, mítico local en Teruel y punto de encuentro en el ámbito del ocio nocturno, reabrió sus puertas el pasado mes de Mayo tras una reforma integral ideada y proyectada por el departamento de interiorismo de Francisco Segarra, coordinada directamente por los propietarios, los hermanos Miguel y Juan Carlos Górriz que amablemente nos han hecho llegar las imágenes del proyecto realizadas por Miriam Marco.

Reforma integral restaurante El Refugio.

El encargo fue motivado por el espíritu emprendedor de los dueños tras detectar la necesidad de una reforma integral para actualizar el espacio que llevaba 15 años a pleno funcionamiento y pretendía además potenciar su horario de  “tardeo”, tendencia en alza en muchos lugares de nuestra geografía y que empieza a ser muy demandada también en la capital Turolense.

Se comienza a fraguar así el nuevo concepto que da como resultado un local más hogareño, colorido y acogedor, manteniendo los valores originales de una marca consolidada año tras año, donde clientes habituales conviven con nuevos visitantes llegados a la ciudad en busca del atractivo turístico que ésta ofrece.

El punto de partida era un local amplio y funcional con atmósfera de montaña, donde predominaban las maderas oscuras de vetas pronunciadas, paredes de ladrillo original y piedras naturales en diferentes formatos y acabados.

Modernizar el aspecto general del espacio, en constante evolución desde su apertura, aprovechando la nueva etapa era el deseo de la propiedad. La premisa, conservar el espíritu de montaña, cobijo, un lugar donde guarecerse de las inclemencias y la dureza del exterior y donde disfrutar de buenos momentos en compañía, degustando una buena bebida en un entorno con reminiscencias del vintage-industrial.

La importancia del diseño en la fachada del local.

A primera vista desde el exterior, la fachada bicolor aparece franqueada por unos imponentes portones metálicos correderos, que invitan al visitante a entrar al resguardo y que refuerzan ese juego de “poder cerrarlas” para permanecer “al refugio” de los elementos. Son estos detalles metálicos, incorporados también en el interior en forma de rejillas deployé, estructuras vistas en las columnas, cerrajería metálica envejecida… los que aportan el toque más industrial.

La nueva fachada de restaurante El Refugio.

La reforma integral del interior.

Para la renovación interior se decidió conservar la estructura general del local, haciendo uso  de elementos de revestimientos y pavimentos, que modificando la atmósfera general no afectaran al espacio, logrando así reducir la inversión y el tiempo de ejecución, manteniendo la funcionalidad, pulida y mejorada al cabo de los años por la experiencia.

La zona de la barra-trasbarra sigue siendo el punto de atención, el elemento central con el que el visitante topa inmediatamente tras atravesar la puerta. Mediante la utilización, en techo y pared,  de la madera original del local y aplicando pintura con acabado envejecido en diferentes tonos, se consigue el toque de color y frescura necesario.

Reforma integral restaurante El Refugio.

Diseñar la zona de la barra de bar.

Las chapas metálicas de diseño victoriano en tono verde, color que articula la nueva imagen de la marca, resultaban especialmente adecuadas para asumir las variaciones e irregularidades de la superficie curva de la barra de bar. Como remate para esta zona se rediseñó el acceso al almacén, remodelado y convertido (parte de él) en cocina. Una puerta, en metal y vidrios armados da acceso a un espacio versátil donde se preparan las tartas y pequeñas tapas.

La nueva barra de bar de restaurante El Refugio.

La pared lateral de la barra de bar, fluye a la izquierda y continúa a lo largo de una primera zona para la clientela, donde un íntimo rincón con paredes acabadas en pintura envejecida en tonos ocre y tierra confieren un aspecto añejo y vivido. La zona se completa con mesas altas y taburetes y una iluminación a base de flexos a pared, que bañan la superficie pintada y potencian las diferentes texturas y matices propias de la técnica.

Reforma integrla en restaurante El Refugio.

Nueva zona de copas en el restaurante El Refugio.

Rentabilizar el número de comensales con un banco corrido.

A mano derecha, el local se estructura de manera más lineal. La pared principal, coronada por un amplio ventanal que aporta luz natural y claridad, y la pared del fondo se revistieron con azulejo efecto ladrillo, telón de fondo para dos elementos protagonistas en esta zona: un hermoso banco corrido en polipiel color mostaza y una zona de mobiliario bajo, articulado en torno a una chimenea de madera. Zona de tenue iluminación con apliques de pared, que aporta al cliente la flexibilidad necesaria gracias al espacio modular en una zona más cómoda y relajada. Al final de la bancada y junto a la chimenea, decorada con velas, cuadros y antigüedades, encontramos una zona de butacas junto a una mesa, bajo una lámpara de estilo industrial de gran tamaño.

reformas-integrales-hosteleria-9

El nuevo interior de restaurante El Refugio.

El nuevo diseño interior de restaurante El Refugio.

El nuevo espacio de restaurante El Refugio.

Diseñar la zona de los aseos públicos como parte de la reforma integral.

Los aseos, constituyen un elemento característico por sí mismo, gracias a sus paredes curvas revestidas en tela de arpillera y sus techos a media altura, dotando este espacio de personalidad propia. En el interior, tras atravesar la puerta antigua recuperada, se pueden encontrar los aseos para hombre y mujeres, donde se opta por un pavimento de madera negra, que contrasta con el revestimiento blanco de las paredes, y un color gris azulado para techos y remates. Esta zona se ha decorado con los cuadros originales existentes antes de la reforma, separando los de temática femenina y masculina para cada uno de los baños correspondientes.

A pesar de tratarse de zonas con ciertos matices propios, la intención en su diseño fue fusionar y alargar espacios, unificando pavimentos y creando continuidad con el local. Mediante la utilización de un tono más claro en el techo y ciertas paredes puntuales, se consigue también ampliar visualmente el espacio.

reformas-integrales-hosteleria-10

Reformas integrales cuidadas al detalle.

Un proyecto integral embastado con detalles que marcan la diferencia. Como el hecho de darle vida a zonas que parecen estar más allá de la vista: los altillos, decorados con bidones, baúles, antiguos candiles y elementos con historia, propiedad de la familia Górriz, muestran un carácter auténtico que complementa el interiorismo vintage-industrial del lugar. También el uso de espejos en zonas como el recibidor del baño o la pared contigua a la bancada, hacen que ambos espacios mágicos se dupliquen y ofrezcan al usuario una sensación de amplitud. De este modo, se prolonga la longitud enfatizando unos de los elementos principales del lugar, el banco corrido.

Reformas integrales hostelería.

Involucrarse en el proyecto de interiorismo es parte del éxito.

Nuestro equipo de interiorismo, involucrado activamente en todo el proceso de ejecución, junto con el duro trabajo y enriquecedora colaboración de los diferentes oficios generó una interesante y grata conciencia de equipo que fue creciendo conforme el proyecto iba tomando forma; y en el que cada uno aportaba sus conocimientos en pro del resultado final, a pesar en muchas ocasiones, de que las particularidades del estilo y meticulosidad de nuestras interioristas obligase a las empresas colaboradoras externas a utilizar técnicas y acabados a los que no estaban habituados.


Otr@s Proyectos Francisco Segarra

|
Tags:
1Comentario
  • JUAN CARLOS LOZANO 22:09h, 05 julio Responder

    ME GUSTA MUCHO .ACOGEDOR Y SENSACION DE AMPLIO Y MUY INNOVADOR.CREADO CON MUCHO DETALLE.